Cripto: los hitos del 2021

El 2021 fue un año de consolidación de la economía cripto en el mundo. De acuerdo a datos de Investing, si bien el acelerado crecimiento del 2020 tuvo una caída en marzo de 2021, durante el cuarto trimestre la capitalización de mercado de las criptomonedas creció 240% en comparación al mismo período del año anterior; de igual manera, los volúmenes aumentaron en un 155% con respecto al 2020.

Por su parte, las estadísticas de Statista demuestran que la capitalización del mercado de las criptomonedas se elevó en un 300% en el 2021. Se trata de una conversión progresiva de las monedas digitales con un auge de inversión que se acrecentará en 2022.

Uno de los cambios más notorios del año ha sido la entrada de pequeñas y de grandes empresas, no solo de individuos, que han convertido grandes porciones o la totalidad de sus tesorerías en criptomonedas. 

Ver más: Bitcoin y acciones: Fuerte correlación en el precio y nuevos riesgos

«Incluir activos como DAI en la estrategia financiera de las empresas ayuda a ganar agilidad en entornos con sistemas financieros ineficientes, donde, por ejemplo, la exposición a la inflación es un problema y los costos para transferencias internacionales son muy elevados», explica Federico Ogue, CEO de Buenbit.

Así pues, a distinta escala, los problemas que las criptomonedas les solucionan a las empresas tienden a ser los mismos que les solucionan a los individuos brindando diversos beneficios: acceso a nuevos grupos demográficos, transparencia en las transacciones, llegada a grupos de capital y liquidez a través de inversiones tradicionales que se han tokenizado, así como a nuevas clases de activos; activos de equilibrio del efectivo, que puede depreciarse con el tiempo debido a la inflación; cobertura ante la devaluación de las monedas locales; se pueden invertir e intercambiar con liquidez inmediata. Y además de todo lo mencionado, generan intereses diarios.